En una zona cercana a Lima, Perú, dónde no hay red de distribución de agua, una ONG alemana llamada Alimon ha desarrollado una idea para captar el agua de la niebla. Eso lo han conseguido instalando unas redes que atrapan la humedad y la distribuyen a unas reservas dónde se puede utilizar para el consumo y la agricultura.

La idea es realmente buena, especialmente cuando cada red tiene un coste de 800$ por red y permite capturar hasta 60 litros por noche. A parte de que el proyecto lo gestiona la comunidad y les da autonomía para gestionar sus recursos.

La noticia la he encontrado en GOOD, podéis encontrar información sobre el proyecto de Alimon aquí y en la web de National Geographic hay algunas fotos más.

Los comentarios están cerrados.


¿No has encontrado lo que querias? Prueba buscando en todas nuestras entradas