Hace unos días el “coffee car” de Martin Beacon y su equipo del Teesdale Conservation Vounteers batieron el récord mundial de velocidad de coches propulsados por residuos orgánicos. Hasta aquí puede ser que no haya mucha novedad, podríamos considerarlo más que otro récord Guiness batido por un grupo de frikis que no tenían nada más que hacer. Pero visto que los residuos orgánicos no paran de crecer y que en este blog siempre nos ha gustado explorar fuentes de energías alternativas, pues vamos a ver qué y quien ha intentado batir este récord y que tecnologías hay disponibles para utilizar los residuos orgánicos como energía para desplazarnos.

Coffee Car

El Coffee Car, como su nombre indica, está propulsado por biomasa hecha a partir de granos de café. La energía se extrae a partir de la combustión de un gas sintético (llamado syngas) que se obtiene al tratar la biomasa con oxigeno o vapor de agua a altas temperaturas.

Lo novedoso es que la gasificación (Nombre por el que se conoce la combustión del gas) se ha usado durante años cómo fuente para obtener energía, pero hasta ahora no se había usado biomasa cómo fuente para generar el gas y alimentar a un coche. Y todo esto nos dice que los coches pueden usar tecnología de hace años como alternativa a la gasolina (Aunque los primeros coches fueran eléctricos y lo hayamos olvidado).

El Coffee Car batió el récord mundial con una velocidad de 65,5mph (105km/h) el 14 de Setiembre de 2011.

Mercury Beaver XR7

El Mercury Beaver XR7 es una transformación de un Mercury Cougar XR7 en un vehículo mucho más ecológico.

El prototipo fue desarrollado por Beaver Energy, una empresa que se dedica al diseño y fabricación de “calderas” ecológicas que reduzcan la dependencia en petroleo importado. Su primer proyecto fue un coche propulsado por madera, que les sirvió de base para desarrollar el cazarecords Mercury Beaver XR7.

El coche se propulsa con biomasa hecha a partir de astillas de madera, los gases provenientes de su combustión se utilizan para mover el motor V8 turbo original.

El Mercury Beaver XR7 estableció el record mundial con una velocidad de 47,7mph (78,8km/h) el 17 de Setiembre de 2010.

Hasta entonces, nadie había medido la velocidad de un coche propulsado (directamente) por residuos orgánicos.

Otros vehículos propulsados por residuos

En este artículo del ISIS nos hablan de los coches propulsados por residuos orgánicos, aunque estos lo hacen con un deposito de gas obtenido a partir de los residuos.

A partir de allí hemos encontrado la empresa Organic Power que desarrollan plantas de obtención de biogas a partir de residuos orgánicos. Ellos cerraron el círculo con la Mercedes EcoVito, una furgoneta que se alimentaba con gas 100% natural. Aunque dicen que las furgonetas salieron de la fabrica de Daimler-Chrysler casi no hay referencias a su precio o disponibilidad en el mercado.

Por otro lado,  en 2010, unos ingenieros británicos desarrollaron un VW Beetle que funcionaba con biogas obtenido de las aguas residuales. Cómo en el caso de la EcoVito, el coche fue una demostración de GENeco (La empresa detrás del coche) para “vender” sus plantas de obtención de biogas, y parece que no han seguido con su desarrollo.

Conclusiones

Aún queda mucho por desarrollar en el campo de los coches propulsados con residuos, al final será difícil que en 2015 todos podamos ir en DeLoreans propulsados con la energía creada por Sr.Fusion, la maquina de convertir residuos en energía que usaban en Regreso al futuro.

Lo que si parece más cercano es el uso de biogas cómo fuente de energía,  en Suecia el biogas está libre de impuestos y el 40% de los coches que usan gas para propulsarse lo hacen con biogas.

Los comentarios están cerrados.


¿No has encontrado lo que querias? Prueba buscando en todas nuestras entradas