Eventualmente la industria no va a encontrar en Europa los recursos necesarios para satisfacer su expansión…sin duda las reservas de carbón se acabaran. ¿Qué hará la industria entonces?

Esta cita, si reemplazamos carbón por petróleo, podría ser totalmente actual, pero fue pronunciada por Augustin Bernard Mouchot en 1880 después de demostrar una de las primeras aplicaciones industriales de la energía solar térmica.

Augustin Mouchot fue un pionero y apostó por la energía solar a finales del siglo XIX. Su idea fue inicialmente muy bien vista por el gobierno francés, que veía en ella una forma de rentabilizar uno de los mejores recursos de los que disponía en Argelia: El sol. El gobierno le subvenciono sus investigaciones y le permitió abandonar temporalmente su plaza de profesor de matemáticas.

En 1878, durante la Exposición Universal de París, presentó su máquina para obtener hielo a partir de energía solar concentrada. Su invento le valió una medalla de oro en la clase 54 (Ni idea sobre el significado de las clases), pero los tratados comerciales entre Reino Unido y Francia y las mejoras en la extracción de carbón convirtieron su idea en un sueño económicamente inviable.

Mucho ha llovido desde entonces: El carbón fue reemplazado por el petróleo como combustible barato y eficiente e incluso se intentó usar el Uranio como el substituto del petróleo (No hace falta explicar cómo está el mundo nuclear ahora mismo). Desde la revolución industrial y el gran aumento de la demanda energética el método para obtenerla ha sido siempre el mismo: Combustibles fósiles.

Estos tienen la ventaja que son obtenibles fácilmente (Actualmente, pese a lo complejo de toda la infraestructura para extraerlo, el petróleo es, económicamente hablando, más fácil de obtener que las energías renovables), tienen un gran rendimiento térmico y, lo más importante, son fácilmente transportables para su uso en un lugar distinto al de su obtención.

Realmente es una lástima, porque ahora nos encontramos aún con mucho camino por recorrer para usar la mayor fuente de energía disponible y poder, poco a poco, olvidarnos de los combustibles fósiles como la solución a la mayoría de nuestras demandas energéticas.

Un comentario para “Augustin Mouchot”
  1. John

    Si, es un lástima que el actual boom solar se deba unicamente a la especulación y no a un proyecto cuidadosamente planificado que vaya sustituyendo poco a poco los combustibles fósiles antes que estos se agoten, sobretodo en los paises que disponemos de tantas horas de irradiación solar.

    La energía solar tiene un alto coste y todavía no resulta lo suficientemente atractiva para las grandes multinacionales, por lo que nuestra única esperanza es que los gobiernos se decidan a apostar definitivamente por ella, con propuestas realmente eficaces y no la chapuza nacional que estamos viviendo.

    Todo llegará, de momento ya podemos ir empezando con las duchas del enlace. ;-)

    PD: muy interesante tu blog. Saludos.


¿No has encontrado lo que querias? Prueba buscando en todas nuestras entradas